Miércoles 30 de marzo del 2011 | 18:01 The New York Times

MOG: Transmisión de música en tiempo real apunta a televisores y autos

The New York Times | NUEVA YORK

El aplicativo Mog para celular se muestra en las oficinas de la compañía en Berkeley, California. Mog quiere conseguir nuevos clientes y le apuesta a la transmisión en tiempo real en el auto y el televisor.

El aplicativo Mog para celular se muestra en las oficinas de la compañía en Berkeley, California. Mog quiere conseguir nuevos clientes y le apuesta a la transmisión en tiempo real en el auto y el televisor.

La próxima frontera para la música digital no es una tableta o un teléfono inteligente, sino dos artículos que han sido parte de la vida cotidiana durante décadas: el auto y el televisor.

Por años, la música digital ha estado confinada en su mayor parte a las computadoras tradicionales y los teléfonos. Pero esa limitación está desapareciendo lentamente conforme el mercado gira hacia los servicios de nube, que transmiten en vivo el contenido desde servidores remotos, permitiendo a cualquier cosa con una conexión a Internet – como los televisores inteligentes o los reproductores de Blu-ray – convertirse en portales para enormes bibliotecas de entretenimiento.

Un servicio de transmisión de música, MOG, está contando con ese cambio para atraer a nuevos suscriptores y que le ayude a destacar en un campo atestado. Recientemente, la compañía anunció una serie de acuerdos que pudieran introducirlo a millones de potenciales nuevos clientes. LG, Samsung y Vizio incorporarán MOG en sus televisores y otros aparatos listos para Internet, y el servicio pronto estará disponible en Sonos, un sistema inalámbrico de gestión de música en toda la casa.

Y en lo que la compañía llama la primera integración de un servicio de música a solicitud en un auto, MOG también se volverá parte de la línea Mini de BMW. (La transmisión en vivo a solicitud, a diferencia del radio, permite que uno seleccione las canciones que va a escuchar.) Hay más de esos acuerdos en marcha, dijo David Hyman, fundador de MOG.

“Cuando usted está pensando en comprar un servicio de música basado en la nube”, dijo Hyman, “yo imagine que se está preguntando: ¿Puedo usar esto en mi teléfono? ¿Puedo usarlo en mi auto? ¿Funcionará en mi nuevo televisor?’ El valor de estos servicios aumenta entre más lugares puedan acceder a uno los consumidores”.

MOG, con sede en Berkeley, California, fue fundado en 2005 como un sitio de relacionamiento social. Cambió a fines de 2009 a un servicio de transmisión en vivo por suscripción, ofreciendo 10 millones de canciones con tarifas de 5 dólares mensuales para música sólo en PCs, o 10 dólares para acceso adicional a través de aparatos móviles. En los nuevos televisores y sistemas de teatro en casa, MOG será una función preinstalada, y en el Mini puede ser activado conectando un teléfono inteligente. (Los usuarios de MOG que paguen 5 dólares tendrán acceso a través de sus televisores, pero se necesita la suscripción de 10 dólares para Sonos y el Mini.)

A diferencia de los MP3, que un cliente compra una vez y luego posee, la música a que se accede a través de la nube necesita contacto constante con el servicio que lo ofrece, lo cual significa que el servicio debe estar disponible dondequiera que sus clientes pasen su tiempo. Y si se está buscando ubicuidad, los primeros sitios a los que hay que ir son la sala de estar y el auto; y ambas cosas, dicen analistas, representan enormes mercados no explotados para la música digital.

“No creo que alguien en la industria de la música comprenda qué oportunidad tan importante hay en la sala de estar”, dijo Mark Mulligan, analista de Forrester Research. “Y la ventana para esa oportunidad se está cerrando más con cada año que pasa”.

En muchos hogares, el televisor listo para Internet, precargado con servicios de transmisión  en vivo como Netflix y Pandora, se están volviendo rápidamente centros de entretenimiento de propósitos múltiples. Sony recientemente lanzó su servicio Qriocity, que ofrece suscripciones de música y películas de transmisión en vivo a través de aparatos conectados de Sony como televisores y PlayStations.

“Los aparatos de teatro en casa y los Blu-ray reciben mucha atención cuando se trata de reproducir películas o programas de televisión, pero la música es una función crítica para esos aparatos también”, dijo Matthew Durgin, jefe de televisores inteligentes para LG Electronics en Estados Unidos. “En muchos casos ponemos las bocinas de más alta calidad en la sala de estar”.

Para los servicios de música por suscripción, la competencia es intensa y las recompensas hasta ahora han sido pequeñas. Además de MOG, el campo incluye a Rhapsody, Rdio y el reformado Napster. Se espera que Spotify, un servicio europeo, entre en el mercado estadounidense este año. Pero relativamente pocos clientes han estado dispuestos a pagar por la música de transmisión en vivo. Rhapsody, en Internet desde 2001, tiene 750,000 usuarios; MOG no informa sus cifras de suscriptores, pero analistas estiman que son mucho menores.

Apple y Google también están trabajando en los servicios de música basados en la nube, pero han sido muy discretos sobre sus planes.

Hyman dice que cree que el auto, donde la gente dedica más tiempo a escuchar música, pudiera ser la mayor oportunidad para la música digital por mucho, capaz de atraer a millones de nuevos suscriptores. Pandora, el servicio de radio por Internet, ya está en muchos autos, incluido el Mini, y 20 millones de suscriptores pagan por la radio satelital de Sirius XM. Pero hasta ahora la música a solicitud no ha estado disponible.

“El auto es el santo grial”, dijo Hyman. “Veo al mercado de la radio satelital en Estados Unidos, con 20 millones de suscriptores, y no veo por qué nosotros no deberíamos tener 20 millones de suscriptores”.

Los controles de MOG en el Mini están integrados en la pantalla digital del tablero, y se activan conectando un teléfono inteligente en el sistema Mini Connected del auto. El programa conecta al Internet a través del teléfono, pero de otro modo se maneja totalmente a través de los controles estándar del tablero. Sólo recientemente los fabricantes de autos han podido incorporar esas nuevas funciones, dijo Rob Passaro, administrador de proyecto en el BMW Group.

“Interactuamos con muchas compañías de tecnología geniales, y las conversaciones que siempre hemos tenido a través de los años son: Hey, servicio asombroso, queremos incorporarlo al auto. ¿Cuándo podrá ser?. Oh, en unos cinco años”, dijo Passaro. “Ahora podemos movernos tan rápidamente como la industria de tecnología de consumo en estas cosas”.

Para atraer a los usuarios que disfrutan la sensación de la casualidad que tienen con Pandora, que crea transmisiones de música personalizadas basadas en los gustos de los usuarios, MOG ha desarrollado una función que combina el servicio a solicitud con uno similar al radio; cuando se desliza un botón digital a un lado, la transmisión de la música de un artista gradualmente filtrará música similar.

“Queremos estar en todos estos lugares donde los consumidores escuchan música”, dijo Hyman.

0001BS2
The New York Times

Diseño

© Copyright 2011. Compañia Anónima EL UNIVERSO. Todos los derechos reservados.