Lunes 13 de junio del 2011 Tiempo Libre

Redes sociales para amistades cercanas

THE NEW YORK TIMES

Ante los millones de usuarios en Twitter y Facebook, y con el ánimo de llegar solo a ciertos amigos, se crearon sitios como Path y Shizzlr.

Ante los millones de usuarios en Twitter y Facebook, y con el ánimo de llegar solo a ciertos amigos, se crearon sitios como Path y Shizzlr.

Hay ocasiones en las que simplemente hay que decirles a las amistades algo, pero no necesariamente a las de Facebook.

Solo hay que preguntarle a Becca Akroyd. Cuando ella, una abogada con 29 años, de Sacramento, California, quería compartir una fotografía de su nuevo huerto, no recurrió a Facebook. La publicó en Path, un servicio que permite que las personas compartan fotografías, videos y mensajes con un grupo reducido. “La gente que tengo en mi Path es a la que le importan los acontecimientos azarosos de mi vida cotidiana”, señaló Akroyd.

Path, que limita los grupos de amistades a 50, está entre un nuevo conjunto de servicios web que permite que la gente se conecte con un puñado de amigos en un grupo privado. Los usuarios obtienen los beneficios de compartir sin la novedad que puede resultar de la colisión de mundos sociales en Facebook. Otras empresas emergentes en esta multitud que está en contra de compartir demasiado incluyen a GroupMe, Frenzy, Rally Up, Shizzlr, Huddl y Bubbla.

Incluso, Facebook reconoce que la gente no quiere compartir todo con todos los “amigos”. Tiene controladores de privacidad para controlar quién puede ver qué, pero a muchas personas se les dificulta hacerlo.

Así que en septiembre pasado, Facebook introdujo Grupos para compartir con subconjuntos de amigos. Y en marzo, adquirió a Beluga, una empresa emergente que permite compartir fotos y mensajes con grupitos en forma privada.

En abril anterior, Facebook dijo que sus usuarios habían creado 50 millones de grupos con un promedio de solo ocho miembros. Asimismo introdujo el botón Enviar, que sitios web pueden usar para permitir que las personas compartan cosas con grupos de Facebook.

“Nos dimos cuenta de que no había una forma de compartir con estos grupos de personas que ya estaban establecidos en la vida real –familia, clubes de lectura, equipos deportivos–”, señaló Deng, director de productos de Grupos de Facebook.

Google también trabaja en herramientas para compartir con grupos limitados de personas, según una persona informada de los planes de la compañía que no está autorizada para hablar públicamente.

Slide, un diseñador de aplicaciones para redes sociales adquirido por Google, sacó una para iPhone llamada Disco que sirve para enviar textos en grupos reducidos.

Nadie espera que las empresas emergentes en este campo –la mayoría nuevas, con relativamente pocos usuarios– reemplacen a Facebook o Twitter. Más bien, sus creadores dicen que hacen un mejor trabajo imitando relaciones sociales fuera de internet y que representan una nueva oleada de redes sociales que gira en torno a tareas específicas, como compartir fotografías o coordinar planes para una velada.

Por ejemplo, 2 estudiantes de licenciatura en negocios en la Universidad de Connecticut crearon Shizzlr al darse cuenta de que era imposible organizar planes en Facebook. “Sacas un estatus sobre planes para el fin de semana y de pronto tienes a tu tío comentando que quiere ir de excursión contigo y tus amigos”, dijo Nick Jaensch, creador de Shizzlr con Keith Bessette.

Después de que los usuarios invitan a unos cuantos amigos a un grupo en Shizzlr, el servicio saca una lista de actividades de Yelp, Google y Facebook, y permite que los integrantes comenten sus opciones. Los grupos son de 20 personas.

En los últimos tres meses, cerca de 3.600 personas han descargado la aplicación –una cantidad muy reducida comparada con los 600 millones de Facebook–. Sin embargo, Jaensch dijo que no le interesa competir con Facebook.

Shizzlr apenas está despegando, pero algunos de los otros servicios en este campo han atraído la atención de importantes inversionistas. Path recaudó $ 11 millones entre capitalistas de riesgo, incluidos Kleiner Perkins Caufield & Byers e Index Ventures.

GroupMe, que dice que maneja 100 millones de mensajes mensuales, recaudó $ 10.6 millones de Khosla Ventures, General Catalyst, First Sound, y otros. AOL adquirió Rally Up a fines de diciembre pasado.

Dave Morin, el fundador de Path, fue uno de los primeros empleados de Facebook, pero pensó que la red social se había vuelto demasiado grande e impersonal para compartir ciertas cosas. Cientos de miles de usuarios estuvieron de acuerdo y se inscribieron en Path, compartiendo más de cinco millones de fotos y videos hasta ahora, dijo Morin. La mayoría de sus grupos incluye muchísimo menos de los 50 amigos permitidos.

“La gente saca su teléfono, muestra sus fotografías y empieza a contar la historia de su vida: ‘La semana pasada estaba de vacaciones’, o ‘este es mi gato’, o ‘esto es lo que cené anoche’, pero cuando preguntamos si publican esas fotos en cualquier parte, la gente decía: ‘Oh, no, no, no, es demasiado personal’”, contó Morin.

“Las redes sociales más grandes se han convertido, sin duda, en relaciones menos estrechas entre conocidos”, expresó Mo Koyfman, un inversionista en Spark Capital, quien hace el seguimiento de tendencias en medios sociales. “Pero la forma en la que nos comunicamos con conocidos es diferente a cómo lo hacemos con amistades”.

Spark invirtió en Kik, un grupo de aplicaciones para mensajes móviles. Koyfman dijo que la mayoría de las aplicaciones de estas empresas emergentes se centra en celulares porque son inherentemente más personales que los sitios web usados en una computadora.

Deng, de Facebook, dijo que su compañía trabaja en más herramientas para compartir en grupos reducidos. Sin embargo, algunos usuarios de internet y emprendedores sostienen que las grandes redes sociales siempre serán demasiado grandes para que las personas compartan con comodidad.

John Winter, un diseñador de Nueva Zelanda, hizo Frenzy, una aplicación que permite que los amigos compartan vínculos, fotos, canciones y otros artículos en un archivo solo por invitación en Dropbox, un servicio de almacenamiento web, con lo que efectivamente lo convirtió en contenidos sociales privados. “Twitter es público y Facebook es básicamente público”, notó. “¿Qué otra cosa vas a usar?”.

0001ND1

Diseño

© Copyright 2011. Compañia Anónima EL UNIVERSO. Todos los derechos reservados.