Martes 02 de agosto del 2011 | 23:11 The New York Times

Trasladando una antigua tradición a un nuevo hogar

The New York Times | EAST WINDSOR, Nueva Jersey

El entrenador nunca ha lamentado su decisión de hace casi 30 años de venir a Estados Unidos, donde las competencias con arnés son un deporte nicho.

El entrenador nunca ha lamentado su decisión de hace casi 30 años de venir a Estados Unidos, donde las competencias con arnés son un deporte nicho.

Las banderas estadounidenses plegadas a lo largo de las cercas de madera están ahí todo el año, así como el modelo de 2.1 metros de la Estatua de la Libertad que se ubica en una isla en el estanque que está frente a su casa y centro de entrenamiento. Jimmy Takter ama a este país.

Se enamoró de él en su adolescencia cuando su padre lo envió aquí desde Suecia para aprender un poco más sobre el negocio de la familia: entrenar caballos de tiro. Bo Takter se imaginó que Jimmy disfrutaría la aventura, luego regresaría a casa y mantendría el nombre de la familia en lo alto de las posiciones de entrenamiento durante las siguientes décadas. En Suecia, después de todo, los entrenadores y conductores de caballos de tiro son tan famosos como las estrellas de hockey y de soccer.

Jimmy Takter regresó a casa, pero no por mucho tiempo. Ha mantenido el nombre de la familia en lo alto de las posiciones de entrenamiento por décadas, pero en Estados Unidos. Desde que llegó aquí en 1982 con una nueva esposa, Christina, y una hija de un año de edad, Nancy, Takter ha ganado casi mil competencias, se ha embolsado más de 55.1 millones de dólares en premios y obtenido tres títulos de Caballo del Año. Lo que empezó como un granero de dos caballos se ha convertido en un establo de 63 ejemplares de caballos de competición de los cuales Takter es dueño directamente o como socio mayoritario.

Su familia también ha crecido y empieza cada mañana al amanecer junta en su instalación de 40 hectáreas aquí con su propia pista de entrenamiento de un kilómetro. Sus hijos, Nancy, Tiffany y Jimmy Jr., hacen tomar ritmo a los caballos en la mañana, y su yerno Marcus Johansson conduce a muchos de ellos en la noche, incluido a lo que bien podría ser el cuarto campeón de Takter Stables, la potrilla de tres años de edad See You at Peelers.

Ha quedado invicta en 18 competencias – incluida una aplastante victoria en junio en la Competencia Art Rooney de 307.734 dólares en Yonkers Raceway – y ha conseguido más de 1.2 millones de dólares en premios.

El año pasado, See You at Peelers terminó 13 de 13 y se convirtió en la segunda potrilla de dos años en ganar el Premio Dan Patch de la división con una temporada invicta. Este año ha continuado luciendo como un caballo que se da solo una vez en una generación.

See You at Peelers igualó el récord mundial en triunfos al ganar el Empire Breeders Classic en Tioga Downs, se convirtió en la primera potrilla en ganar el Art Rooney, y luego igualó el récord de apuestas con un triunfo en el Fan Hanover Stakes de 601.000 dólares en Mohawk Racetrack en Canadá.

“Es la Zenyatta del mundo del paso”, dijo Takter, de 50 años de edad. “Como todos los grandes, tiene un corazón y un deseo enormes y simplemente no dejará que otro caballo termine delante de ella”.

Piensa que See You at Peelers puede convertirse en la segunda potrilla en ganar el Little Brown Jug, una de las competencias de la Triple Corona del paso, el 22 de septiembre en Delaware, Ohio. Es la prueba más importante de velocidad y resistencia de las carreras de calesas: Un caballo tiene que ganar dos eliminatorias en una tarde, regularmente en un plazo de dos horas entre una y otra, para ser declarado ganador del Little Brown Jug.

En 1981, Fan Hanover se convirtió en la primera potrilla en ganar la Jug, y nunca ha siquiera entrado desde entonces.

“Realmente no ha sido desafiada ni se le ha pedido hacer demasiado”, dijo Takter. “Los potros han estado compitiendo entre sí todo el año, y podrían estar un poco agotados. Realmente pienso que ella es bastante buena”.

Takter sabe mucho sobre caballos talentosos. Ha desarrollado decenas de ejemplares de trote que se han convertido en sementales exitosos en Europa así como en Norteamérica. También entrenó y a menudo condujo a la dos veces Caballo del Año Moni Maker, que para cuando se retiró en 2000 era el caballo de competencia Standardbred más rico, con más de 5.5 millones de dólares en ingresos por competencias.

En 1998, Moni Maker llevó a Takter de vuelta a Suecia, donde ganó la famosa Elitlopp en Solvalla, así como importantes competencias en Italia y Dinamarca. Regresó a Estados Unidos ese año para ganar la Breeders Crown y la Nat Ray. En 1999, Takter llevó a Moni Maker de regreso a Europa para ganar el Prix d’Amerique en Francia y terminar en segundo lugar en la Elitlopp.

“El piensa más allá de los paradigmas”, dijo Perry Soderberg, un agente sueco de caballos pura sangre que ayuda a Takter a seleccionar caballos en subastas. “Jimmy nunca está satisfecho con una actuación. Siempre ve algo en lo que cree que puede mejorar”.

Su hija Nancy, por ejemplo, a menudo es quien pone una silla en muchos de sus caballos de trote o paso para trotar a lo largo de una camino recto aquí o retozar por los senderos del adyacente Horse Park de Nueva Jersey de 2.428 hectáreas.

“Desarrolla diferentes músculos, y rompe la monotonía”, dijo Nancy Johansson, de 30 años de edad. “Siempre está experimentando y probando cosas diferentes”.

Uno de esos experimentos fue comprar It’s Like This, un pura sangre de crianza canadiense, por 5.000 dólares, domarlo y entrenarlo en Nueva Jersey antes de enviarlo de vuelta a Canadá y al entrenador Mike Doyle. It’s Like This, un caballo castrado, ganó más de 200.000 dólares, pero Takter encontró el juego de los pura sangre un poco tedioso.

“Uno necesita un corte de cabello entre competencias porque requieren demasiado tiempo para empezar entre una y otra”, dijo.

See You at Peelers fue otro experimento; es la primera potranca de paso criada por Takter y su esposa, Christina. El entrenó a la madre de See You at Peelers, West Side Glory, y accidentalmente la compró en una subasta como yegua para cría por 55.000 dólares.

“Las ofertas se habían detenido en 50.000 dólares y yo pensaba que valía al menos 100.000”, dijo Takter. “Era una yegua hermosa de una gran familia, una de las mejores familias que tenemos ahora. No quería tener una yegua de paso, pero levanté la mano para estimular las ofertas, y entonces cayó el martillo. Yo era su dueño”.

See You at Peelers ha resultado tan duradera como rápida, y Takter espera que compita otras siete u ocho veces antes de que termine el año.

Aun cuando gane todas las competencias, necesitará otro año para que la potrilla ponga la mira en los libros de récords. Carty Nagle ganó 41 consecutivas en 193 y 1938, y Bret Hanover ganó 35 consecutivas en 1964 y 1965.

“Tengo la bendición de tenerla”, dijo Takter. “No sé si ella pueda seguir haciéndolo, pero se ha vuelto angustioso antes de las competencias”.

El entrenador nunca ha lamentado su decisión de hace casi 30 años de venir a Estados Unidos, donde las competencias con arnés son un deporte nicho, si no es que oscuro. Se convirtió en ciudadano estadounidense en 2000, un hito conmemorado con un “Salón Estadounidense” en su casa que está lleno de artículos patrióticos.

“Hubo algo en este lugar que sentí como mi hogar y que reconocí desde el momento en que puse un pie aquí siendo un chico”, dijo Takter. “Me ha permitido hacer lo que me encanta mientras estoy rodeado de mi familia. No puedo pedir nada más”.

Enlace corto:

Diseño

© Copyright 2011. Compañia Anónima EL UNIVERSO. Todos los derechos reservados.