Lunes 09 de enero del 2012 | 16:03 The New York Times

Una vez más, los hombres invierten en el cuidado de la piel

The New York Service

''Los hombres hoy dicen que sienten que tienen que verse mejor para ser competitivos’', señaló Celeste Hilling, la fundadora y directora ejecutiva de Skin Authority, una marca de cremas para la piel que introdujo una línea para caballero en 2010.

No hace mucho, la rutina de belleza de Thomas Sullivan empezó y terminó con Irish Spring. Sin embargo, a medida que Sullivan, emprendedor, actor, productor cinematográfico y dueño de un restaurante, se acercaba a los 40 años, se dio cuenta que su forma de ganarse la vida podría beneficiarse con un poco más de cuidado personal.

''Tengo que aprovechar cualquier forma en la que pueda verme si no más joven, sí más saludable’', comentó Sullivan, quien tiene 43 años, vive en Brooklyn Heights y tiene una hija pequeña. ''Trabajar en los sectores restaurantero y cinematográfico deja poco tiempo para dormir o hacer ejercicio con alguna regularidad’'.

Así que empezó a invertir en algunos productos caros para el cuidado de la piel.

Hoy, Sullivan puede mencionar de un tirón media docena de cremas que son parte de su rutina diaria: humectante StriVectin; crema nocturna para los ojos Abyssine de Kiehl; algo llamado Hydra-Energetic Ice Cold Ball Roller de L’Oreal. En conjunto, estima que gasta unos 600 dólares al año en tales productos. ''Siento que es una forma reducida para compensar’', dijo.

Graduarse del jabón en pastilla a, por decir, un rostro orgánico es una transición que nunca harán muchos hombres, ni hablar de agregar a sus rutinas diarias correctores, humectantes herbales o bloqueadores solares que desafían a la edad. Algunos hombres lo intentaron a mediados de la década anterior – los llamamos metrosexuales _, pero la moda pasó rápidamente y arrastró con ella a las ventas de productos de belleza sólo para caballeros.

Sin embargo, otra vez hay demanda entre los hombres de productos de alta calidad para el cuidado de la piel, a pesar de una economía moribunda y alto desempleo. O, quizá, debido a ella. La razón, dicen los analistas de belleza, es una actitud en cambio entre los hombres, quienes hoy asocian una piel con aspecto saludable menos con la vanidad que con el profesionalismo.

En un momento en el que la seguridad en el empleo está a la baja, dicen, los hombres no tienen que trabajar frente a una cámara para asignarle una prima más alta a estar presentables.

''Los hombres hoy dicen que sienten que tienen que verse mejor para ser competitivos’', señaló Celeste Hilling, la fundadora y directora ejecutiva de Skin Authority, una marca de cremas para la piel que introdujo una línea para caballero en 2010.

Las ventas de productos para el cuidado de la piel de alta calidad para caballeros aumentaron cinco por ciento ese año, y hasta ahora en 2011 se han incrementado otro 12 por ciento, según NPD Group, una firma de investigación de mercados. Las mujeres que compran productos para hombres sólo representan 25 por ciento de esas ventas: la mayor parte del tiempo, ellos mismos compran estos productos. (No es que las mujeres ya no influyan en los hombres cuando se trata del cuidado de la piel. El primer frasco de StriVectin que Sullivan probó era de su suegra. ''Estábamos de vacaciones, y la usé un par de días, y me pareció increíble’', dijo.)

Buscando capitalizar la tendencia, los fabricantes llenan de nuevo los estantes con cremas diseñadas para hombres. Esta vez, no obstante, tratan de evitar los errores demasiado remilgados de la década anterior.

''El hombre que hoy compra estos productos es muy diferente al de hace ocho años’', dijo Hilling. ''Estos tipos que siempre pensaron que era demasiado vanidoso o demasiado metrosexual’' gastar a lo loco en productos de belleza ''ahora piensan que es casi como usar una insignia el decir: 'soy un tipo moderno porque me importa mi piel’''.

Algo que tienen en común los productos para caballero de esta tanda es que son multifuncionales. Los bloqueadores solares también se usan como humectantes y las lociones tonificantes, como acondicionadores. En efecto, todos los artículos de la línea Skin Authority Man, incluido un bloqueador solar y tonificante de uso diario, están etiquetados como productos que ''desafían a la edad’', un reconocimiento de que es probable que la mayoría de los hombres no compra un inversor de arrugas.

''Los hombres son muy utilitarios’', notó Hilling. Cuando se trata de rutinas de belleza, ''están dispuestos a realizar dos pasos, no ocho, como una mujer’'.

Muchos hombres son cautelosos respecto de cualquier producto que agregue tiempo a su rutina matutina. También tienden a ser más escépticos ante las promesas exageradas que hacen los fabricantes. Incluso, decir que detiene el envejecimiento puede provocar que se pierda interés, comentó Blake Yeh, fundador de otra línea nueva, Organic Regimens.

''Lo más grande, desde mi punto de vista, es que los tipos quieren que funcione, y tiene que funcionar de inmediato’', dijo Yeh, cuyos productos incluyen la fórmula para después de afeitarse Ultra Smooth y la Microfine Face Scrub. ''Simplemente, somos más impacientes que nuestras contrapartes femeninas, quienes están dispuestas a probar algo que las haga verse más jóvenes en un par de meses. Los varones lo quieren y lo quieren ahora’'.

Para evitar ese riesgo, ahora se toma el pie directamente de la cultura de residencia universitaria para los productos. Por ejemplo, el nuevo Rescue Gel para la mañana siguiente, producido por Nickel, una línea de cuidado de la piel para caballeros que evolucionó a ser una cadena de spas. Esta crema color azul, llena de cafeína, extracto de café y proteína de soya, se diseñó como el equivalente para la belleza de una cura para la resaca. ''Está hecha para la mañana después de no haber dormido en la noche’', comentó Steven Morales, un portavoz del Nickel Spa en Chelsea. ''La proteína de soya ayuda a tensar la piel, y la cafeína ayuda a llevar la sangre a la superficie’'.

Nickel apenas si es la primera empresa que produce una crema para caballero que contiene cafeína para reducir la hinchazón. Kiehl’s, por ejemplo, promete lo mismo con su tónico Facial Fuel Energizing, pero es un poco menos directa en su lenguaje de márquetin.

Hay otros indicios de que los hombres están abiertos a incorporar productos y técnicas nuevos si los hace verse o sentirse más jóvenes.

La venta de bótox y otros rellenos para caballeros aumentaron 10 por ciento en 2010, según la Sociedad Estadounidense de Cirujanos Plásticos. Y abunda el olor a aerosoles corporales hechos por Axe y Old Spice, una categoría que ni siquiera existía en Estados Unidos hace una década, en los campus universitarios.

Sin embargo, aunque los hombres han mostrado periódicamente un interés en expandir sus horizontes en cuanto a cremas para la piel, es posible que den marcha atrás.

''A pesar de que todos se involucraban en la categoría allá en 2003 y 2004, no vimos que los hombres cambiaran tan rápidamente su comportamiento’', indicó Karen Grant, una analista sénior del sector de la belleza en el NPD Group. ''La mayoría de los hombres todavía no sabe que tiene un problema de cuidado de la piel. Debido a ello, no sienten necesariamente que necesiten usar un producto específicamente diseñado para la cara’'.

Con todo y su hábito de 600 dólares anuales, Sullivan aún usa Irish Spring en la ducha. Y por cada hombre como él, hay muchos más como Jaime Llorca, un ingeniero de Barcelona, España, quien ahora vive en Red Bank, Nueva Jersey.

Hace dos años, una amiga lo llevó a CVS a comprar productos caros para la piel.

''Los usé quizá dos, tres meses’', contó, y nunca más los volví a comprar. El problema no fue que no le gustaran o no pudiera comprar los productos.

''Simplemente, no vi la diferencia’', expresó.

Enlace corto:

Diseño

© Copyright 2012. Compañia Anónima EL UNIVERSO. Todos los derechos reservados.