Sábado 09 de febrero del 2013 Economía

Rendimiento y áreas cultivadas de maíz amarillo aumentan en Litoral

Juan Carlos Gómez | BALZAR, Guayas

BALZAR, Guayas. Octavio Orellana (i) dirige al grupo de fumigadores que aplican insecticida contra la langosta. El jornal diario está en $ 10 y en ciertas zonas conseguir mano de obra es difícil.

BALZAR, Guayas. Octavio Orellana (i) dirige al grupo de fumigadores que aplican insecticida contra la langosta. El jornal diario está en $ 10 y en ciertas zonas conseguir mano de obra es difícil.

El ropaje verde de plantas de maíz amarillo que cubre este año las montañas y planicies del Litoral es más grande y de mejor genética productiva (híbridos importados) e inculca hasta al productor tradicional a darle un cuidado técnico por su costo a su cultivo para dejar atrás los bajos rendimientos.

Las precipitaciones continuas sin torrenciales aguaceros mantiene contentos a los productores de maíz, quienes prevén superar el récord alcanzado el año pasado entre mayo y junio, estimado por el Ministerio de Agricultura en 750 mil toneladas de maíz amarillo seco y limpio.

Un mayor volumen pondría al país a un paso de ser autosuficiente en la provisión de esta materia prima y a evitar compras cercanas a los 100 millones de dólares de grano extranjero, que es de menor calidad que el nacional.

La Unidad Nacional de Almacenamiento (UNA) ha incorporado el sistema silobolsas para cumplir con esta expectativa, que el año pasado significó absorber más de 92 mil toneladas del cereal, las cuales ha vendido a las industrias balanceadoras y asociaciones de pequeños criadores de aves y cerdos a un precio de $ 17,90 el quintal.



Óptimo arranque
Gustavo Vargas, técnico de campo de la firma Agripac, asegura que de los últimos seis años este invierno se muestra perfecto y se refleja en el estupendo arranque de los cultivos. “Respecto al 2012 el área sembrada es mayor, el agricultor es menos reacio a tecnificarse y utiliza semilla élite que le brinda una productividad que no bajará de los 140 quintales por hectárea”.

Certifica Vargas que en el paquete tecnológico del cultivo hay la inclusión de nuevos insumos que son más amigables con el ambiente y versátiles. Hasta ahora no hay reportes de problemas sanitarios serios ni proyección de atraso de la cosecha invernadera.

Mercado de insumos
Basada en el valor C&F (producto colocado en puerto ecuatoriano) de las importaciones de insumos agrícolas realizadas de enero a diciembre del 2012, Ligia Luna, de la empresa LML Consultores, dice que la línea semillas se destaca con un valor aproximado a 40 millones de dólares.

De este grupo, el 60% correspondió a semillas de maíz amarillo, seguido de hortalizas (23,5%), pastos (11,7%), palma aceitera 3,8%, flores (1,8%) y soya (0,8%).

Al efectuar el comparativo 2011-2012, anota Luna, las compras de semilla de maíz para las siembras creció un 160% al pasar de $ 8,3 millones a $ 21,6.

Sostuvo que el mercado global de insumos agrícolas importados del año pasado creció en valor C&F 6,7%, repartidos en un 57% en compra de fertilizantes, 32% agroquímicos, 6% semillas, 3% bombas, agroquímicos técnicos 2% y maquinaria 0,8%.

Todo lo anterior sumó 678,360 millones de dólares y las cinco primeras empresas participantes son Fertisa, 12%; Grupo Agripac, 8,4%; UNA estatal, 7,8%; Ecuaquímica, 7,6%; Delcorp, 6%.

El Plan de Mejora de la Productividad de la Cadena Maíz informó que este año a las industrias fabricantes de alimento balanceado se les aprobó un cupo de importación de maíz amarillo duro de 150 mil toneladas, 210 mil menos de la última que deberán arribar al país hasta la última semana del mes en curso para no chocar con la oferta nacional.

Está pendiente la conformación de una Federación Nacional de Maiceros y la convocatoria de representantes de diversas zonas maiceras, que estaba prevista para esta fecha, a fin de lograr este objetivo.

La demanda nacional de esta materia prima es de 1,5 millones de toneladas métricas y en la pasada celebración de la Mazorca de Oro de la empresa Pronaca, el productor integrado Joselito Alonso, de El Empalme, obtuvo el primer premio, al recoger once toneladas métricas del grano seco y limpio por hectárea.

Con esta productividad, Alonso obtuvo un costo de $ 7 por quintal y una ganancia de más del doble por saco al establecer el Ministerio de Agricultura un precio mínimo de sustentación de $ 16,50, el mismo del 2011.

Cifras
Cultivo

120
Quintales de grano seco y limpio es el rendimiento mínimo por hectárea para salvar los costos de producción.

1.200
Dólares por hectárea es el costo de producción de un cultivo tecnificado de maíz. La preferencia es por híbridos extranjeros y más de 200 mil hectáreas se sembraron con semillas certificadas

Enlace corto: