Sábado 09 de marzo del 2013 Agropecuarios

Catastro bananero se inicia como plan de apoyo al sector

Juan Carlos Gómez | El GUABO, El Oro

EL GUABO, El Oro. Ha sido catastrada más del 80% del área contratada. En la gráfica, en una de las fincas del grupo HB.

EL GUABO, El Oro. Ha sido catastrada más del 80% del área contratada. En la gráfica, en una de las fincas del grupo HB.

Ecuador recobra la media de exportación de 5 millones de cajas de banano semanales y empieza a revertir las cifras negativas arrojadas el año pasado de $ 154,8 millones, según la Asociación de Exportadores de Banano del Ecuador (AEBE).

El ministro de Agricultura, Javier Ponce, anunció que empleará como guía para confeccionar la nueva política bananera el catastro que contrató a una empresa privada nacional, Ecobis, para medir 200 mil hectáreas de plantación, a un costo de $ 300 mil y a un término de ejecución fijado para este fin de mes.

“Es imposible planificar la asistencia técnica y el acompañamiento oficial necesario al sector si no tenemos claro dónde están los pequeños bananeros, bajo qué circunstancias trabajan, para proceder a un proceso de reconversión agrícola o de apoyo para que se tecnifiquen”, dijo.

Ponce aclaró que el objetivo sustancial del catastro no es el de linderación o para efectos impositivos, ni tiene relación directa con las sanciones que está imponiendo el Ministerio a quienes no contratan la compra de fruta que se exporta o que realizan nuevas siembras sin el permiso respectivo.

Con las conclusiones del catastro se “podrá trabajar con información veraz y no dar palos de ciego en el tema”, dijo el ministro. Además, se podrá ejercer un mayor control en la comercialización del banano, demarcar las fincas donde sea necesaria la reconversión por otros cultivos y delimitar las franjas en donde no puede fumigar por vía aérea.

Toda persona natural y jurídica que compre o comercialice esta fruta para exportar debe, según la ley, calificarse como tal ante el Magap y en el caso de los productores tienen que adjuntar a la solicitud de registro el informe de las coordenadas georreferenciales que demarcan el área real sembrada.

Leonidas Estrada, gerente de la empresa encargada de realizar el levantamiento del catastro bananero, comentó que este es uno de los beneficios para el agricultor, porque el mapa no lo costea y le servirá para actualizar su registro y ahorrar entre $ 5 y $ 10 por hectárea.

“Al momento, alrededor de 160 mil hectáreas de banano han sido delimitadas en las provincias de El Oro, Guayas, Los Ríos, Santo Domingo de los Tsáchilas, Cañar, Cotopaxi, Manabí y Esmeraldas”, indicó el técnico.

Estratégicamente, la información de la ficha catastral que se llena en el campo y la que se obtiene por vía telefónica a clientes ya atendidos con el servicio de levantamiento topográfico georreferenciado se ingresa al Sistema de Información Nacional de Agricultura y Ganadería.

Aparte del mapa georreferencial de cada plantación, se actualizará la distribución geográfica de la producción, se hará una estadística por tamaño de las plantaciones, se conocerá el nombre del propietario o de quien alquila, cálculos de producción de cajas por año, entre otros datos generales.

La tarea es solo sobre áreas plantadas y luego del levantamiento catastral, el personal de la empresa realizará un barrido total para enmendar posibles errores durante el barrido.

Estrada cree que una labor similar y posterior puede ir encaminada a demarcar las áreas sensibles o de amortiguamiento (escuelas, carreteras, poblados, fuentes de agua), para prevenir que la fumigación aérea sea un riesgo para la vida y salud del hombre, la fauna y la naturaleza en general como lo exige Ministerio del Ambiente.

Enlace corto: