Miércoles 03 de abril del 2013 Tecnología

El teléfono celular festeja su cumpleaños cuarenta

El aparato que sostuvo en su mano Martin Cooper el 3 de abril de 1973 marcó el comienzo de la revolución de las telecomunicaciones. El estadounidense hizo la primera llamada por un teléfono celular, esa con la que anunció al mundo su proeza, de la que hoy se recuerdan cuarenta años.

El teléfono estuvo inspirado en el Tricorder de Star Trek, explicó Cooper en una entrevista reciente a diario La Nación. Usaba una antena especial en el techo de un edificio para tomar su llamada y conectarla con la red de telefonía fija. El fin, expresó el ejecutivo, fue centrarse en la comunicación con una persona y no con un lugar.

Cooper, que entonces trabajaba con Motorola, hizo su llamada con el DynaTAC de la empresa, un modelo de celular al que apodaban ‘ladrillo’ –pesaba kilo y medio– y tenía una batería que apenas duraba 20 minutos. Él no se comunicó con un familiar o con su mejor amigo de la infancia, sino con Joel Engel, quien trabajaba en los laboratorios Bell de AT&T, rival de Motorola.

Diez años tuvieron que pasar, sin embargo (1983), para que en EE.UU. se habilitara el servicio comercial de telefonía celular. Japón fue el primer país con este servicio (1979), y luego las naciones escandinavas (1981).

“La telefonía celular llega a Ecuador en 1993 de la mano de Porta, hoy Claro, cuando el presidente de la República, Sixto Durán Ballén, realizó la primera llamada oficial desde el Cerro del Carmen de Guayaquil”, dice la compañía vía e-mail. En 1994, añade, tenían 13.620 usuarios. En la actualidad Claro cuenta con 11,5 millones de clientes.

La Superintendencia de Telecomunicaciones (Supertel) informó en enero pasado que el país cuenta con 16,9 millones de líneas activas de telefonía móvil; 1,5 millones más que su población, es decir, 15,4 millones de habitantes; mientras que un estudio hecho por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC) en el 2012, afirma que existen 6’859.938 personas que tienen al menos un celular activado, un 10% más que lo registrado en el 2011 y que representa al 50,4% de la población de 5 años en adelante. El 52,6% de este grupo son hombres y el 48,3%, mujeres.



El eco de la primera llamada de Cooper se extendió, imparable, por el mundo. El teléfono móvil se fue convirtiendo en el accesorio infaltable de los protagonistas de series y películas. Ni la Barbie estuvo exenta, pues Mattel la presentó con su celular en 1999.

A diferencia del ‘ladrillo’, la tendencia cambió con los años para dar cabida a dispositivos más finos y ligeros, los teléfonos inteligentes. El INEC, basado en su investigación del 2012, indica que el 12,2% de las personas que tienen un celular poseen un smartphone, frente al 8,4% registrado en el 2011.

Cooper reveló a La Nación que no le gustan los teléfonos actuales porque todos parecen iguales y son difíciles de usar. Él tiene otra visión: “Yo pienso en un futuro de dispositivos muy especializados interconectados, que lleves una suerte de computadora central en el bolsillo y a eso se le conecten otros elementos, un auricular en la oreja, un sensor biométrico bajo la piel para monitorear tu salud, cosas así”.

Cifras

16,9
millones de líneas activas de telefonía móvil existen en Ecuador, según Supertel.

6’859.938
de personas tienen al menos un celular activado en el país, según el INEC.

Enlace corto: