Jueves 25 de abril del 2013 Comunidad

Pegaso y el espacio fueron el sueño de Nader desde los 2 años

Ronnie Nader es el primer cosmonauta ecuatoriano. En la gráfica, Nader muestra la tricolor en una simulación de gravedad antes de ir al espacio, en el 2007.

Ronnie Nader es el primer cosmonauta ecuatoriano. En la gráfica, Nader muestra la tricolor en una simulación de gravedad antes de ir al espacio, en el 2007.

Nació el 10 de junio de 1967. Ronnie Nader Bello se graduó de cosmonauta en el Centro de Entrenamiento Yuri Gagarin (GCTC) en Rusia, en junio del 2007. Se convirtió oficialmente en el primer cosmonauta en la historia del Ecuador al completar el curso de entrenamiento ASA/T (Advanced Suborbital Astronaut /Trained) y el primer civil en la historia en acceder a un grado de este tipo sin pertenecer a agencia espacial.

A los 13 años empezó a estudiar física nuclear, luego ganó el Primer Concurso Nacional Intercolegial de Física, que ganó nuevamente al año siguiente. Amante de los números, decidió estudiar ingeniería en sistemas en la Universidad Católica, donde dirigió el laboratorio de computadoras hasta 1995. En ese año desarrolló los primeros interfaces de internet a fax y de internet a beeper.

Diseñó la primera arquitectura bancaria computacional híbrida, basada en fibra óptica. Adicionalmente obtuvo una especialización en cibernética y se preparó en astrofísica.

Sin embargo, la pasión de Nader por el espacio y Pegaso no nació en las aulas, sino como sueños de niño que ahora, a los 46 años de edad, recuerda claramente y los compartió en una carta dirigida a la nación.

“El primer recuerdo que tengo relacionado con el espacio viene de cuando tenía 2 o 3 años. Al caer la noche mi madre me bañaba y al terminar me sacaba de la tina y me ponía la pijama sobre la cama, mientras veía un programa en la televisión de dibujos animados acerca de un caballo blanco, con alas, que recorría el cielo nocturno y estrellado, me sentía pertenecer ahí, me sentía fascinado por el cielo lleno de estrellas. Un buen día no volvieron a presentar el programa y aterricé aquí. Años después, cuando tenía unos 13 años, una vez más mirando a las estrellas soñé con construir mi propia nave espacial y juré que si algún día lo hacía esa nave se llamaría Pegaso”, mencionó el astronauta.

Enlace corto: