Sábado 27 de abril del 2013 Agropecuarios

Compran arroz y maíz a precios no oficiales

Juan Carlos Gómez | Ventanas-El Empalme

VENTANAS, Los Ríos. El pasado jueves Juan Murillo tuvo que fiar 50 quintales de maíz a $ 10,80 para no regresar con ellos. El agricultor dice que sembró diez cuadras del producto en Mocache.

VENTANAS, Los Ríos. El pasado jueves Juan Murillo tuvo que fiar 50 quintales de maíz a $ 10,80 para no regresar con ellos. El agricultor dice que sembró diez cuadras del producto en Mocache.

Relacionadas



En los principales centros de comercialización de maíz amarillo duro de Ventanas y El Empalme, pequeños productores sacan apurados al mercado entre una y dos toneladas por el difícil acceso a sus fincas.

Ellos son los más golpeados por los recientes aguaceros, que no se registraron el año pasado, y temen vender sin garantías el grano que no dejaron secar bien en sus campos para pagar deudas o capitalizarse para volver a sembrar.

La mayoría de agricultores tienen facturas de venta y conocen que hay un precio mínimo oficial que se debe respetar, pero señalan que les han liquidado el quintal del grano muy húmedo (más del 30%) entre 9 y 10 dólares por debajo del precio que le correspondería al calcularse con base a la tarifa vigente de $ 16,53, al 12% de humedad y 1% de impurezas.

El jueves pasado desde Mocache, Carlos Murillo trasladó 50 quintales de maíz a Ventana y después de ingresar a varios locales solo lo pudo dejar fiado el producto en un comercial. “Con mi esfuerzo y el de mi familia cultivé diez cuadras con una inversión de $ 7.000”, señaló.

Beneficiario del programa oficial de la urea subsidiada, Murillo considera que la Unidad Nacional de Almacenamiento (UNA) debe intervenir para proteger el precio.

Ayer su hijo Hugo Murillo cobró $ 10,80 por quintal, con una humedad del 34% y 2% de impurezas. “Con ese precio ya nos descontaron todo y esto sigue peor”, afirmó.

En el recinto Tres Postes (Yaguachi), Andrés Samaniego cosechó seis hectáreas de arroz que, de no ser rentables, se propone destinarlas a la producción de caña de azúcar, cultivo familiar con el que obtienen una utilidad neta de $ 1.000 por hectárea-año.

“Espero recoger entre 35 a 40 sacas (200 lb) por hectárea, obtuve un rendimiento bajo por el asunto de plagas y enfermedades y a que yo no manejo con técnica. Invertí $ 500 por hectárea y sé que el precio bajó esta semana de $ 36 a $ 29 la saca de arroz en cáscara”, indicó.

A diferencia de los maiceros, los arroceros sí tendrán una mejor compra por el bajo stock de la industria y la gran posibilidad de exportar a Colombia.

Enlace corto: